La difusión del Evangelio durante los siglos II

LA DIFUSIÓN DEL EVANGELIO DESDE LOS INICIOS HASTA EL SIGLO IV

Cefas en la tradición neotestamentaria y escritos primitivos

" Tu te llamarás Cefas ( Jn 1,42) "... y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia ( Mt. 16,18) "

 

1. En las Iglesias griegas, Simón Bar Jonas (Mt. 16,17) es designado

con el apodo arameo *Kefas"

Corinto: 1 Co 1,12; 3,22; 9,2; 15,5

Galacia: Ga 1,18; 2,9.11.14

Asia: Jn 1,42

El nombre se lo heleniza pronto por *Pétros ( Jn 1,42 Mt 4,18 Hch 10,5 Ga 2,7-8 )

El apodo fue iniciativa del mismo Jesús ( Mc. 3,16 Mt 16,17-18 Lc 6,14 Jn 1,42 ).

Su nombre encabeza las listas completas de los Doce ( Hch 1,13-14 Lc 6,13-16 Mc 3,16-19 Mt 10,2-4 ).

Las listas parciales de apóstoles

Pedro y Juan: Lc 22,8 - Jn 20,2.3.4.; 21,20 - Hch 3,1.4.11; 4,13.19; 8,14

Pedro, Juan y Santiago: Lc 8,51; 9,28

Pedro, Santiago y Juan: Mc 5,37; 9,2; 14,33 - Mt 17,1 - Lc 5,8-10

Pedro y los Zebedeo: Mt 26,37

Pedro, Santiago, Juan y Andrés: Mc 13,3

Se lo destaca del restante cuerpo de los Doce

A Cefas y luego a los doce...@ 1 Co 15,5

Pedro y los Once Hch 2,14

A Pedro y los demás Apóstoles@ Hch 2,37

A Pedro y los Apóstoles@ Hch 5,29

A Simón y los compa½eros@ Mc 1,36

A Los discípulos y Pedro@ Mc 16,7

Si bien es uno de ellos y está en comunión con ellos Hch 8,14.

2. Es un testigo privilegiado de la resurrección

1Co 15,5

Mc 16,7

Lc 24,34

Jn 20,2-7

Que tiene la iniciativa en la acción apostólica

elección de Marías: Hch 1,15a

sermón de Pentecostés: Hch 2,14. 37-38

sermón al Sanedrín: hch 4,8.13

sermón al Sanedrín (segunda vez) Hch 5,29

confirmación de la fe en Samaría: Hch 8,20

visita apostólica Hch 9,32

aceptación de los gentiles en la Iglesia: Hch 10, 9-11.17

La cual es confirmada con signos

cojo en el Templo: hch 3,4-25

muerte de Ananías y Safira: Hch 5,1-11

numerosas curaciones: hch 5,15-16

Eneas el paralítico: Hch 9,33 y 35

resurrección de Tabitá: Hch 9, 36-43

resurrección de Tabitá: Hch 9,36-43

3. En la comunidad se recuerdan sus limitaciones y pecados

durante la vida de Jesús:

duda en el mar: Mt 14,28-31

disuasión de la cruz: Mc 8,32-33

presunción: Mc 14,29

sueño en el Huerto: Mc 14,37

amago de homicidio: Jn 18,10-11

triple negación: Mc 14,66-72 - Mt 26, 69-75 - Lc 22,55-62 - Jn 18, 15-18. 25-27

pero a la vez se empieza en entender la palabra de Jesús: Mt 15,15; 18,21 - Mc 11,21 - Lc 12,41

su confesión de fe ( Mt 16,16-18 Lc 5,8 Jn 6,67-69 ).

su triple profesión de amor: Jn 21,15-17

4. Se recuerda también que era:

el representante de Jesús para el pago de los impuestos a la autoridad civil: Mt 17,24-27

el que hablaba en nombre de los compa½eros: Mt 16,15-16; 19,27 - Lc 8,45

el creyente en la palabra de Cristo: Lc 5,5 - Jn 6,68

la piedra basal de la iglesia: Mt 17,18

el depositario de las llaves del reino: Mt 16,19

el fortalecedor de la fe de los hermanos: Lc 22,31-32

el que más amo a Cristo Jn 21,15

el pastor de los corderos y de las ovejas: jn 21,15-17

5. La gente lo tiene en gran estima: ( Hch 5,15)

y la Iglesia se estremece con su prisión: Hch 12,5

Si bien se sabe que no es más que un hombre: Hch 10,25-26

que sufre perplejidades con respecto a la misión que Cristo le confió: Hch 10,9-17

e incluso, asume actitudes equívocas: Ga 2,11-14

se siente que es preciso estar en comunión con él: Ga 1,18; 2,2

Estancia y muerte de Pedro en Roma

El libro de los Hch 12,17: frase enigmática: *Salió y se marchó a otro lugar+ (después de la prisión por Herodes y liberación y conversión del carcelero)

La tradición de la estancia en Roma es muy fuerte pero no hay datos de los motivos de su ida, del intinerario, de la fecha, etc.

Es seguro que estuvo en el Concilio de Jerusalém (c. 50>) y que estuvo un tiempo en Antioquía (Gal 2,11-14).

Testimonios de la estancia en Roma

Carta de Clemente Romano a los Corintios, cap. V, 1-4: Pedro, que por inicua emulación, hubo de soportar no uno ni dos, sino muchos más trabajos y despúés de dar así su testimonio, marchó al lugar de la gloria que le era debido. Agrega que con él murieron una gran muchedumbre *de elegidos+. El contexto es la persecusión de Nerón, por lo tanto, 64. Clemente se muestra familiar y testigo de los hechos. Clemente es el tercer sucesor de Pedro, del 92-101 y la carta de esa fecha
Carta de Ignacio de Antioquía a los Romanos (unos 20 años más tarde). Les pide que no l priven del martirio (Trigo soy...) Luego dice: Yo no os mando como Pedro y Pablo, cosa que supone una rel. personal de Pedro con los Romanos.
La Ascensión de Isaías redactada en torno al 100. Es una apocalipsis que habla de que uno de los apóstoles va a ir a Roma a morir martir. Por lo tanto en esa fecha se conocía la muerte de Pedro. El Apocalipsis de Pedro del siglo II se hace eco de la Ascensión y dice: Mira, Pedro, a ti te lo he revelado y expuesto todo, Marcha, pues, a la ciudad de la prostitución y bebe el cáliz que yo te he anunciado.
El autor de la última parte del evangelio de Juan alude a su martirio (Jn. 21,18)
La tradición posterior al siglo II se mantiene incolumne: Ireneo; Tertuliano etc.

El sepulcro de Pedro

Históricamente: El lugar de la ejecución de Pedro fue la Colina Vaticana (circo de Nerón). Lo confirma el Pbro. Romano Gayo (bajo el papa Ceferino (199-217). Se tenía por costumbre en ambientes heréticos aducir la presencia de sepulcros apostólicos para reafirmar las doctrinas de tal o cual lugar. Gayo le escribe a Proclo (montanista que se sostenía en el presunto sepulcro de Felipe en Hierápolis)
Pero yo puedo mostrarte los trofeos; porque, si quieres venir al Vaticano o a la Via Ostiense, allí encontrarás los trofeos de los que fundaron esta iglesia.
En torno al 200 toda la comunidad Romana estaba convencida del sepulcro Romano de Pedro en el Vaticano
En torno al 260 había en la Via Appia, debajo de la basílica de San Sebastián un lugar de culto a los dos príncipes de los apóstoles (excavaciones encontraron un graffiti pidiendo intercesión a los dos Apóstoles y signos de refrigeria (comidas cultuales para los muertos). Hay distintas hipótesis sobre si estuvieron temporariamente allí.
Entre 1940-1949 Se hacen excavaciones debajo de la Basílica Vaticana. Se descubre una gran necrópolis con una avenida sepulcral que sube hacia occidente. Hay un sepulcro enteramente cristiano entre otros. Los mausoleos son del 130-200. Hacia occidente son sin embargo más antiguos. La confesión de Pedro está delimitada por un Muro Rojo Oriental levantado en torno al 160. En la pared oriental del muro está empotrado un nicho doble con dos columnas (explicar cómo se construye la basílica, la colina etc.) Dentro del nicho inferior se encontraron restos de huesos de un hombre viejo.
Se encontró también el grafitti «Hic est Petrus» ¿...?
 

LA EXPANSIÓN DE LA IGLESIA

La difusión del Evangelio en el siglo I : Pablo de Tarso


I. Y serán mis testigos en Jerusalen, Hch 1,8

    • Hch 2,41; 2,47; 4,4; 5,14.16; 6,7; 21,20

II. ...y en toda Judea..., Hch 1,8; Hch 8,1.4; 9,31; 11,1; 11,29; 15,1; 21,10; 26,20 ; Rm 15,31 ; 1 Ts 2,14 ; Ga 1,22 ; 2 Co 1,16 ; Azoto Hch 8,40 ; Lidda " 9,32 ; Joppe " 9,36; 10,24

III. ... y en Samaría... Hch 1,8; Hch 8,1.4; 8,25; 9,31; 15,31; Sarón Hch 9,35; Cesarea Hch 8,40; 10,1.24; 12,19; 18,22; 21,8.16

IV. ... y hasta los confines del mundo... Hch 1,8 ; Galilea Hch 9,31; Fenicia Hch 11,19; 15,3 ; Damasco Hch 9,2ss ; 2 Co 11,32 ; Ga 1,17 ; Tiro Hch 21,3-4 ; Sidón Hch 27,3 ; Tolemaida Hch 21,7; Paneas EUSEBIO, Historia VII, 18-19 ; Trípoli Constituciones apostólicas ; Arabia Hch 2,11

Ga 1,17-18; Perea

Cristianos después del 70

1. Celesiria Ga 1,21; Hch 15,23
Antioquía Hch 11,19-27; 13,1-3; 14,26; 15,22-35; 18,22-23 Ga 2,11
2. Chipre Hch 21,16
Salamina " 11,19; 13,4-5
Pafos " 13,6
3. Cilicia Ga 1,21
Tarso Hch 9,30; 11,25
4. Panfilia
Perge Hch 13,13-14; 14,24-25
5. Pisidia Hch 13,49
Antioquía Hch 13,14-50; 2 Tim 3,11
6. Licaonia
Iconio Hch 13,51; 14,1-4; 14,21; 16,2; 2 Tim 3,11
Listra Hch 14,6-19; 16,1-2; 2 Tim 3,11
Derbe Hch 14,6-7; 16,1
Atalía Hch 14,25?
Filomelio Martirio de Sn. Policarpo
7. Galacia
    • Ga 4,13-15
    • Hch 16,6; 18,23
    • 1 Co 16,1
    • 2 Tim 4,10
    • 1 Pe 1,1
8. Frigia Hch 2,10; 18,23
    • Colosas Col 1,3-8; 4,12-13
    • Laodicea Col 2,1; 4,13; 4,15-16
Ap 1,11; 3,14-22
    • Hierápolis Col 4,13
Felipe el evangelista (EUSEBIO, Historia, III, 31,3)
Papías (EUSEBIO, Historia, III, 36,2)
9. Capadocia Hch 2,9; 1 Pe 1,1
10. Ponto Hch 2,9; 18,2; 1 Pe 1,1
11. Bitinia Hch 16,7; 1 Pe 1,1
Plinio el Joven
12. Macedonia-Tesalia Hch 16,9; 18,5; 19,21; 20,1-2
(Tracia-Dardania)

Rm 15,26 1 Co 16,5 2 Co 1,16; 2,13; 7,5; 8,1; 11,9 Fil 4,15 1 Tes 1,7-8; 4,10 1 Tm 1,3

Filipos Hch 16,12-40

1 Tes 2,2 Fil S. Policarpo a los Filipenses

Apolonia Hch 17,1 Tesalónica Hch 17,19; 20,4

10 y 20 Tes Fil 4,16

Berea Hch 17,10-15; 20,4

13. Acaya (Grecia) 1 Tes 1,7-8

2 Co 1,1; 9,2; 11,10 Rm 15,26 1 Co 16,15 Hch 18,27; 20,2

Atenas Hch 17,15-34 1 Tes 3,1 Corinto Hch 18,1-8; 19,1 10 y 20 a los Corintios 2 Tim 4,20 Cencreas (Hch 18,18) Rm 16,1 Patras S. Andrés? Egina constituciones apostólicas

14. Epiro
Nicópolis Tit 3,12
15. Dalmacia Iliria 2 Tim 4,10

Rm 15,19-21

16. Creta Tit 1,5
17. Asia Hch 2,9
Lidia, Misia, Helesponto, Caria

Hch 19,10; 20,4; 20,18 Rm 16,5 1 Co 16,19 2 Co 1,8 1 Pe 1,1 Ap 1,4

Efeso Hch 18,19-21; 18,24-27

1 Co 15,32; 16,8 Carta a los Efesios 1 Tim 1,3 2 Tim 1,16-18; 4,12 Ap 1,11; 2,1-7 San Ignacio de Antioquía a los Efesos

Troade Hch 20,5-12

2 Co 2,12-13 2 Tim 4,13

Mileto Hch 20,15-38
2 Tim 4,20
Esmirna Ap 2,1-7

San Ignacio de Antioquía a los Esmirniotas San Policarpo, carta y martirio

Pérgamo Ap 2,12-17
Tiatira Ap 2,18-29
Sardes Ap 3,1-6
Filadelfia Ap 3,7-14
San Ignacio de Antioquía a los Filadelfios
Patmos Ap 1,9
Magnesia San Ignacio a los...
Trallas " "

18. Italia Hch 18,2 ; Heb 13,24

Malta Hch 28,1-11 Siracusa Hch 28,12 Reggio Calabria (Hch 28,13) Pozzuoli (Nápoles) Hch 28,13-14 Tres Tabernae Hch 28,15 Roma Hch 2,10; 13,7; 18,2 SUETONIO, De Vita Claudii Carta a los Romanos 2 Tim 1,17 1 Pe 5,13 Carta de Clemente Romano TACITO, Annales San Ignacio de Antioquía a los...

19. Galias 2 Tim 4,10

S. Ireneo

20. España Rom 15,24-28

Carta de Clemente Romano 5,7

21. Egipto Libia Hch 2,10

Alejandría Hch 18,24-25 Cirene Hch 2,10; 6,9; 11,20; 13,1 Mc 15,21 (Simón de Cirene) Etiopía Hch 8,27-39

22. Oserene
23. Adiabene
24. India

 

La difusión del Evangelio durante los siglos II-IV

Selección de textos

1. Una *ingente multitud+ camina hacia el martirio.

2. Plinio, un joven gobernador romano en Bitinia consulta al Cesar Trajano sobre la persecución a los cristianos.

3. San Justino y el Diálogo con Trifón.

4. San Ireneo, Obispo de Lyon, Adversus Haereses.

5. Tertuliano, el primer escritor cristiano latino.

6. Eusebio de Cesarea el primer *historiador de la Iglesia.

7. San Agustín, Epístola, 199.

1. Una *ingente multitud+ camina hacia el martirio:

*Sin embargo, ni por industria humana, ni por larguezas del emperador, ni por sacrificios a los dioses, se lograba alejar la mala fama de que el incendio había sido mandado. Así pues, con el fin de extirpar el rumor, Nerón se inventó unos culpables, y ejecutó con refinadísimos tormentos a los que, aborrecidos por sus infamias, llamaba el vulgo cristianos. El autor de este nombre, Cristo, fue mandado ejecutar con el último suplicio por el procurador Poncio Pilatos durante el Imperio de Tiberio y reprimida, por de pronto, la perniciosa superstición, irrumpió de nuevo no sólo por Judea, origen de este mal, sino por la urbe misma, a donde confluye y se celebra cuanto de atroz y vergonzoso hay por dondequiera. Así pues, se empezó por detener a los que confesaban su fe; luego por las indicaciones que éstos dieron, toda una ingente muchedumbre (multitudo ingens) quedaron convictos, no tanto del crimen de incendio, cuanto de odio al género humano. Su ejecución fue acompañada de escarnios, y así unos, cubiertos de pieles de animales, eran desgarrados por los dientes de los perros; otros, clavados en cruces eran quemados al caer el día a guisa de luminarias nocturnas. Para este espectáculo, Nerón había cedido sus propios jardines y celebró unos juegos en el circo, mezclado en atuendo de auriga entre la plebe o guiando él mismo su coche. De ahí que, aún castigando a culpables y merecedores de los últimos suplicios, se les tenía lástima, pues se tenía la impresión de que no se los eliminaba por motivo de pública utilidad, sino para satisfacer la crueldad de uno

( Anales de Tacito, XV, 44: Actas de los Mártires, Edición de Daniel Ruiz Bueno,

BAC (Madrid; 1974) p. 223).

2. Plinio, un joven gobernador romano en Bitinia consulta al Cesar Trajano sobre la persecución a los cristianos.

*El asunto, efectivamente, me ha parecido que valía la pena de ser consultado, atendido sobre todo el número de los que están acusados. Porque es el caso que muchos de toda edad, de toda condición, de uno y de otro sexo, son todavía llamados en justicia, y lo serán en adelante. Y es que el contagio de esta superstición ha invadido no sólo las ciudades, sino hasta las aldeas y los campos; mas al parecer aun puede detenerse y remediarse. Lo cierto es que, como puede fácilmente comprobarse, los templos, antes ya casi desolados, han empezado a frecuentarse, y las solemnidades sagradas por largo tiempo interrumpidas, nuevamente se celebran y que en fin, las carnes de las víctimas para las que no se hallaba antes sino un rarísimo comprador, tienen ahora excelente mercado. De ahí puede conjeturarse qué muchedumbre de hombres pudiera enmendarse con sólo dar lugar al arrepentimiento...

( Actas de los Mártires, 246-247. lugar: Bitinia fecha: 111-112).

3. San Justino y el Diálogo con Trifón,

lugar: Roma Fecha: 138-161

*A vosotros mismos os engañáis, vosotros y vuestros maestros al interpretar las palabras de Malaquías como dichas de la gente de vuestro pueblo que vivía en la dispersión, cuyas oraciones llamaría sacrificios puros y agradables a Dios. Reconoced que mentís y que tratáis en todo de engañaros a vosotros mismos. Porque en primer lugar, ni aún ahora vuestro pueblo se extiende de Oriente a Occidente, sino que hay naciones donde jamás habitó nadie de vuestra raza. En cambio, no hay raza alguna de hombres, llámense bárbaros o griegos o con otros nombres cualesquiera, ora habiten en casas o se llamen nómadas sin viviendas o moren en tiendas de pastores, entre los que no se ofrezcan por el nombre de Jesús crucificado oraciones y acciones de gracias al Padre y Hacedor de todas las cosas. En segundo lugar, cuando el profeta Malaquías dijo aquellas palabras todavía no estábais dispersos por todas las partes de la tierra en que lo estuvisteis luego, como por las mismas Escrituras se demuestra.

( Padres Apologistas Griegos, caps. 117, 4-5, p. 506.

Edición de Daniel Ruiz Bueno, BAC (Madrid 1954).

4. San Ireneo, Obispo de Lyon,

Lugar: Lyon (Francia) fecha: 177-202?

*La Iglesia que recibe esta predicación y esta fe, a pesar de estar diseminada en el mundo entero, la guarda con cuidado, como si habitase en una casa única; cree igualmente a todo esto, como quien tiene una sola alma y un mismo corazón; y predica todo esto con una sola voz (sinfónicamente), y así lo enseña y trasmite como si tuviese una sola boca. Pues si bien las lenguas en el mundo son diversas, única y siempre la misma es la fuerza de la tradición. Las iglesias que están en Germania no creen diversamente, ni trasmiten otra cosa las iglesias de la Hiberias, ni las que existen entre los Celtas, ni las del Oriente, ni las de Egipto ni las de Libia, ni las que están en el centro del mundo (Jerusalén).

( Adversus Haereses, I, 10.2. Patrología Graeca 7, 551.

traducción C. Giaquinta).

5. Tertuliano, el primer escritor cristiano latino.

Lugar: Cartago (Africa) fecha: 195-207

*Si quisiéramos vengarnos, no como ocultos, sino declarados enemigos, faltaríamos por ventura fuerzas de numerosos soldados y ejércitos? Son más los mauros, los marcomanos, los partos que rebeló Severo, que los cristianos de todo el mundo? Estos bárbaros numerosos son, pero están encerrados en los límites de un reino; los cristianos habitan provincias sin fronteras. Ayer nacimos y hoy llenamos el imperio, las ciudades, las islas, las aldeas los reales, las tribus, las decurias, el palacio, el Senado, el consistorio. Solamente dejamos vacíos los templos para vosotros. Pues para qué lance de batalla no serían idóneos soldados los cristianos, aun con desiguales ejércitos, estando tan ejercitados en los combates de los tormentos en que se dejan despedazar gustosamente, si en la disciplina de la milicia cristiana no fuera más lícito perder la vida que quitarla? También podríamos sin armas pelear contra vosotros con sola la envidia del divorcio, porque si tan lúcida muchedumbre de cristianos, alejados de nuestra compañía se resolviesen a vivir juntos en algún seno del mundo, quedaría el imperio avergonzado con la pérdida de tan ilustres ciudadanos y castigado con el desamparo de los buenos. Qué ciudad no quedaría apesaradamente envidiosa de la colonia cristiana, compuesta del mayor lucimiento de la naturaleza y del mayor lustre de la gracia? Y si todos los cristianos desamparasen sus casas, sin duda que en tanta soledad, en tanto silencio de las cosas, en una ciudad desierta y como muerta no habiendo en ella vivos os hallaríais enajenados con el pavor y encantos con el pasmo, no teniendo en ella a quién mandar. Más enemigos quedarían que ciudadanos, aunque ahora tenéis más ciudadanos que enemigos; que siendo los más ciudadanos cristianos, los más ciudadanos son amigos.

( El Apologético, 37,4ss. Fuente: Corpus Christianorum Latinorum I, 148. Traducción: Huber S.,

Los Santos Padres, vol. 1 (Buenos Aires 1946) 253-254.).

6. Eusebio de Cesarea el primer *historiador de la Iglesia.

Lugar: Nicea y Cesarea fecha: c. 325.

*Es una praxis conveniente que guardan todas las Iglesias de Occidente, en el meridión y en el septentrión y algunas de las Iglesias de Oriente. Por ello todos juzgaron que era justo lo que les propuse a Uds., a saber: que lo que se guarda concordemente en al ciudad de Roma y en toda Italia, en Africa y Egipto, en España, Galias, Britania y Libia, en toda la Acaya, en las diócesis de Asia y del Ponto y en Cicilia, esta también sea aceptado gustosamente por ustedes (sobre la fecha de la Pascua).

( Vita Constantini, lib. III, 19. Fuente: Patrología Graeca 20, 1078 ).

7. San Agustín,

Lugar: Hipona fecha: 413.

*No sé si, por mucho ingenio y capacidad que tengamos podremos descubrir en este punto algo más seguro de lo que dije en mi anterior carta, refiriéndome al tiempo en que el Evangelio ocupará todo el mundo. Ya demostré con documentos ciertos que no es lo que tu venerabilidad piensa, a saber; que eso ya se realizó en tiempo de los apóstoles. Hay entre nosotros aquí mismo en Africa, innumerables pueblos bárbaros en los que aun no se ha predicado el Evangelio. Cada día podemos combrobarlo por los prisioneros que los romanos toman y reducen a servidumbre. Verdad es que, desde hace pocos años, algunos de esos pueblos que vivían pacificamente junto a las fronteras romanas, ya no tienen reyes, sino prefectos nombrados por las autoridades romanas, y tanto ellos como sus prefectos han comenzado a ser cristianos. Pero quedan otros pueblos en el interior que no obedecen a ninguna autoridad romana y no tienen representantes propios dentro de la religión cristiana, y sin embargo pertenecen también a las promesas de Dios.

( Epístola, 199, 46. Fuente: obras de San Agustín (BAC) Madrid 1953, t. 11, p. 909-911)..